Extracto del libro
Género Pyrrhula

Este género se compone de 6 especies, como se ha mencionado, del orden de las passeriformes y de la familia de los fringílidos, la mayoría habituales como pájaros de jaula y pajarera. Son los camachuelos más conocidos, sobre todo el común (Pyrrhula pyrrhula), del que ya existen varias mutaciones, las más conocidas: bruno, pastel y la combinación de ambas: bruno pastel, entre otras.


Género Pinicola.

Este género está compuesto por tan sólo 2 especies. Se cree y así parecen demostrarlo los estudios de genética, estos realizados con genética del camachuelo picogrueso, que es el antecesor de los camachuelos del género Pyrrhula, por lo que de confirmarse, sería lógico que estas dos especies se incluyeran también en este género


Género Rhodopechys.

Este género se compone de tan sólo de 4 especies, como las anteriores del orden zoológico de las passeriformes y de la familia fringillidae. Camachuelos también muy habituales como pájaros de jaula y pajarera, de hecho en mi aviario se encuentran las cuatro especies.


Género Carpodacus.

Este género lo componen 21 especies, es el más extenso de todos. Tres especies habitan en América y las restantes en Asia y alguna por Europa. Igual que los anteriores géneros, son del orden zoológico de las passeriformes y de la familia fringillidae. La especie más conocida es el camachuelo mejicano, que se reproduce en cautividad, desde hace bastante tiempo y del que existen ya varias mutaciones. La mayoría se prestan muy bien como aves de jaula o pajarera, las más grandes se deben de instalar siempre en pajarera.


Género Uragus.

En este género sólo se incluye una especie, el camachuelo siberiano o de cola larga (Uragus sibiricus), estudios de genética realizados, lo sitúan muy próximo genéticamente a las especies del género carpodacus, al más próximo a Carpodacus rubicilloides y algo más alejado a Carpodacus pulcherrimus, Carpodacus roseus, Carpodacus trifasciatus y Carpodacus thura; por lo que esta especie; muy bien se podría incluir en las especies de este género, con el nombre científico de Carpodacus sibiricus, eliminando el género uragus que carece de sentido que siga existiendo.


Género Urocynchramus.

Este género, al igual que el anterior, sólo está compuesto por una especie. Hay ornitólogos que lo sitúan cerca de la anterior especie el camachuelo de siberia (Uragus sibiricus), pero los estudios de genética, aunque no parecen totalmente concluyentes, lo sitúan muy distante de todos los camachuelos e incluso se cuestiona si es un fringílido, proponiéndose la tesis de que podría estar más próximo a la familia emberizidae. De cualquier manera, los estudios de genética también revelan que las familias fringillidae y emberizidae, están muy próximas genéticamente, proponiéndose, por algunos ornitólogos, incluirlas todas en una misma familia.


Como en este libro, también se tratan cuatro especies de camachuelos, que están incluidos en la familia emberizidae, creo que no es problema, el que trate a esta especie como un camachuelo más, sea de la familia que sea.


Género Leucosticte.

Este género consta de sólo 3 especies, aunque en la especie Leucosticte arctoa, existen varias subespecies con muchas diferencias de unas a otras, dando la impresión a simple vista, de que se trata de especies distintas del mismo género. Estas tres especies de este género, en alguna ocasión, se han incluido en el género Carpodacus y parece que comparten algún parentesco o afinidad, ambos géneros.


Género Callacanthis.

Único en su género, el camachuelo de Burton o pinzón de Burton, es similar a los camachuelos y se cree que puede estar emparentado con los camachuelos del género Carpodacus; razones por las que también se describe como otro camachuelo.


Género Pyrrhoplectes.

Como el camachuelo de burton (Callacanthis burtoni), es único en su género y al igual que a este, se le atribuye cierto parentesco con los camachuelos del género Carpodacus y Pyrrhula, ya que se encuentra fenotípicamente entre ambos géneros. Tiene unas características y una similitud con los camachuelos, por las que muy bien se puede incluir también como camachuelo, aunque no lo fuese o no estuviera emparentado con estos. También es conocido y denominado como pinzón o picogordo.


Género Haematospiza.

También único en su género, este gran y robusto camachuelo, según los estudios de genética, realizados por el biólogo Antonio Arnaiz Villena, está muy emparentado genéticamente con los camachuelos del género Carpodacus, concretamente muy próximo a Carpodacus rubicilloides y a uragus sibiricus. Por lo que de ser así, también sería lógico que a esta especie se la incluyera en el género Carpodacus.


Género Melopyrrha.

Esta especie es única en su género y aunque está más emparentada con las especies que voy a describir a continuación, a simple vista se parece al camachuelo común. Parece un pequeño camachuelo común negro.


Las próximas 4 especies, que voy a describir a continuación, están todas incluidas en la familia Emberizidae. Con estas cuatro especies acabo la descripción de todos los camachuelos, a pesar de pertenecer a otra familia, cumplen con unas características, que muy bien se merecen estar presentes en esta obra. Además de recibir también el nombre de camachuelos, al menos en francés e inglés (bouvreuil y bullfilch).


Género Loxigilla.

Este género consta de 3 especies, todas ellas muy parecidas entre sí, posiblemente estén bastante próximas genéticamente al camachuelo de Cuba (Melopyrrha nigra).